5 trucos para aprovechar los posos del café

Cuando hablamos del café siempre señalamos su composición, los beneficios para la salud y otras aplicaciones, pero lo cierto es que la riqueza química del café hace que sea un elemento muy preciado en muchos otros ámbitos como la jardinería.

¿Qué sueles hacer con los posos de café? ¿Sabías que tienen múltiples aplicaciones para tu vida diaria? Hoy te damos 5 ideas para reciclar los posos de café:

1. Abono natural: El café es un elemento privilegiado cuya composición rica en minerales hace que sea una maravilla como abono para las plantas. Solo tienes que mezclar los posos con un poco de tierra y esta absorberá sus nutrientes esenciales consiguiendo que tus plantas tengan un aspecto más saludable.

2. Atrapa olores: Otra de las funciones de los posos de café es la de atrapar los olores, si pones un poco de posos de café en un recipiente con un poco de bicarbonato harás que zonas como el frigorífico no huelan mal.

3. Peeling natural: Esta es una de nuestras funciones favoritas, usar posos de café para hacer mascarillas faciales naturales. Hay muchas recetas y sirven tanto para revitalizar la piel como para conseguir una exfoliación que elimine las células muertas y los puntos negros.

4. Cenicero: Del mismo modo que el café se puede usar como ambientador, si pones posos de café en el cenicero harás que este no desprenda olor a tabaco y la casa no huela mal.

Hormigas: Por último, hay unos pequeños seres que odian los posos de café y esas son las hormigas. Si pones posos de café en la entrada de los hormigueros crearás una barrera natural impenetrable para estos insectos y acabarás con un problema de raíz.