El café no provoca tanto insomnio como dicen

El otro día, en mitad de una conversación corriente, un amigo me contó que esa noche no había dormido porque se tomó un café por la mañana y el efecto le duró todo el día. Consciente de que muchas veces nos dejamos llevar por la cultura popular sin analizar los datos químicos y científicos reales, empecé a investigar si realmente el café provoca insomnio o no.

El origen de este mito viene por el efecto que tiene el café sobre nuestros sentidos, ya que nos ayuda a estar más ágiles, mejora nuestro tiempo de respuesta y multiplica nuestra energía. Ahora, está científicamente comprobado que el organismo elimina la cafeína en aproximadamente 4 horas, por lo que si no puedes dormir probablemente sea por otra causa.

De hecho, el pico de cafeína en la sangre llega a los 45 minutos de tomar el café y, a partir de ahí, va bajando rápidamente.

Es cierto que si te tomas un café fuerte justo antes de dormir te costará conciliar el sueño, pero tenemos que empezar a perderle el miedo a esta bebida porque el café tiene una gran cantidad de efectos beneficiosos para nuestra salud.

Para dormir bien los expertos recomiendan que dejes de utilizar el teléfono móvil al menos una hora antes de irte a la cama, ya que la luz azul evita que nuestro cerebro active los mecanismos del sueño. También es bueno leer antes de dormir ya que nos ayuda a despejar la mente de las preocupaciones del día a día y calma nuestra ansiedad.

Por último, si tienes muchos problemas de insomnio puedes probar las infusiones relajantes, la meditación o hacer un repaso a tu dieta para ver si hay algún alimento que te provoca digestiones pesadas.