El canal de vending es cada vez más importante para las empresas de alimentación y bebidas

En varias ocasiones hemos hablado de la importancia del vending para las empresas que quieren distribuir un producto en muchos puntos geográficos, zonas donde muchas veces el acceso es difícil ya sea por la orografía o porque los horarios o la afluencia de público hacen inviable otros canales como una tienda o una cafetería.

Un ejemplo de este crecimiento está en los últimos datos de Coca Cola, una empresa de bebidas que ha visto crecer sus ventas de refrescos en máquinas de vending hasta el 7,6% de sus ingresos totales “Away from Home”.

Esta empresa divide sus ventas en dos segmentos: “Home”, que incluye supermercados y grandes superficies, y “Away from Home” que engloba las cafeterías, hoteles, restaurantes y el vending entre otros. Y, teniendo en cuenta que esta empresa factura más de 45.000 millones de dólares al año, queda claro que el canal de vending es una parte vital de los ingresos.

Uno de los motivos por los que esta compañía resalta estos datos es la transformación de las máquinas de vending tradicionales al “smart vending”, que incluye pantallas digitales, nuevos métodos de pago, máquinas con un consumo energético reducido, un menor uso del plástico, la incorporación de productos bajos en azúcar y los nuevos diseños que se integran en cualquier espacio.

¿Te ha sorprendido estas cifras? Estamos tan acostumbrados a vivir en un entorno donde el vending está completamente integrado que muchas veces nos olvidamos de que ese canal de distribución es necesario para muchas empresas.