El sector del vending quiere mejorar los hábitos del consumidor de café medio

El sector del vending empieza 2019 con una meta muy clara para este año: Conseguir que cada vez más personas valoren el café de calidad. El mercado español todavía está dominado por el café torrefacto y, aunque cada vez hay más oferta de café “premium”, todavía son muchas las personas que creen que el café debe ser amargo, y muy fuerte.

La cultura cafetera española está fuertemente influenciada por prácticas que desaconsejan los baristas profesionales, como son el uso de la leche, el azúcar o el hielo. Nos hemos acostumbrado a tomar un café latte con muchísima azúcar y con leche industrial (cuando se insiste dentro del sector que el uso de leche fresca da mucho mejor resultado).

Hace un siglo se entendía que el uso del café torrefacto era una cuestión de necesidad debido a los problemas económicos que atravesaba el país, el problema es que hemos heredado esa costumbre y aún hoy en día la mayoría de las cafeterías sirven café torrefacto como una costumbre normalizada.

Los que seguís este blog a diario ya sabréis que el café de calidad es muy diferente al torrefacto, es más suave, aromático, no necesita que le eches azúcar para disfrutarlo, e incluso aunque se ponga frío sigue estando rico.

¿Sueles pedir café arábico en tu cafetería de siempre? ¿Crees que la situación va a cambiar y se empezarán a ofrecer más tipos de café como ahora se hace con la leche de avena, soja, coco o almendras?